Home » News, Strumenti, Tonalestate 2017

El Tonalestate como signo

13 settembre 2017 Nessun Commento
di Carlos Ciade

El Tonalestate ha llegado a su décimo octavo aniversario de existencia con la participación de personalidades del mundo de la cultura, el pensamiento, la solidaridad, el periodismo y el diálogo interreligioso alrededor de un tema provocador: el bárbaro, en esta época donde la pregunta por el otro abandona la abstracción y llega por millares a las costas y las fronteras de todos los países que en su pretensión, enuncian el nombre que tranquiliza su conciencia y permite la descalificación.
Pero si de abandonar la abstracción se trata, no por eso se abandona la razón, así que uno de los participantes ha llegado a calificar el Convenio de este año un modelo de universidad, el cómo debieran ser los estudios que nos abren a la universalidad, en lugar de cerrarnos a los saberes acotados.
Pero lo que llama de inmediato la atención, además del alto contenido de las reflexiones, los planteamientos y los testimonios de humanidad que desafían programas de gobierno y éticas estatales, lo que llama la atención, decía, es lo que hay detrás de este convenio en su mayoría edad.
En efecto, quienes participan año con año se han podido percatar del hecho de que un grupo nutrido de jóvenes universitarios, familias, profesores de todos los niveles escolares se dan cita en este periodo. ¿Quiénes son? ¿De dónde vienen? ¿Por qué están aquí en lugar de abarrotar los destinos turísticos habituales? Ante estas preguntas, una joven toma el micrófono, nos cuenta su experiencia y pregunta cómo hace el relator para no abandonar la tarea que ahora tiene.
Yo no sé si es posible captar sumergidos en la distracción la importancia de una joven que pregunta cómo dedicar la vida a una tarea recibida.
La universalidad del convenio reúne cinco lenguas diferentes entre los participantes: italiano, español, japonés, francés e inglés. Para lo que oportunamente se distribuyen aparatos de recepción de la traducción simultánea. Trabajo realizado por profesores y profesionales en las distintas lenguas, que colaboran con la Asociación Tonalestate provenientes de los cinco continentes.
Otro aspecto que llama la atención es ver a los conferencistas siempre acompañados, en continuo diálogo con los jóvenes y profesores, será por eso que entre ellos se nota una cierta familiaridad.
“Si nosotros estamos aquí sentados, en esta sala en el Tonalestate, si esto es posible, lícito, justo y debido es porque el Tonalestate es fruto de este trabajo capilar y constante, esperando contra toda esperanza lo único que permite no ser cómplices de una sociedad en la que verdaderamente ya nadie es extranjero, sino donde todos son abandonados en soledad para enfrentar las derrotas, las heridas, las ansias, las necesidades y los deseos.”
Dijo la presidenta del Tonalestate, Maria Paola Azzali en las conclusiones a los trabajos de este año, esa acción capilar es la que se puede observar en las distintas exposiciones desde Iraq a El Salvador, de Etiopía a Japón y Honduras un trabajo cultural radicado en las distintas ciudades de origen de muchos de los participantes. Quiere decir que a lo largo del año se realizan una serie de manifestaciones culturales que desembocan en este magno evento. Dichas manifestaciones son llevadas a cabo a través de centros culturales locales, que van desde conferencias, pláticas, conciertos, exposiciones, jornadas de atención médica y jurídica, cursos y talleres de capacitación laboral, entre otros muchos que dan como resultado un movimiento vivo y presente.
El Tonalestate es signo de una realidad que desborda en una extensa red de solidaridades presentes en los más variados rincones del mundo; podemos decir que es una realidad que no está esperando la cita para volverse a ver, sino que continúa, como dijo la misma Mariapaola Azzali: “la revolución del encuentro”.

Lascia un commento!

Add your comment below, or trackback from your own site. You can also subscribe to these comments via RSS.